martes, 31 de agosto de 2010

¿Qué es la Optometría?

Hola a todos, soy Rosa M. García Hdez, Optometrista Comportamental y Terapeuta visual.
A través de Rosina Uriarte llegué a "MENUDOS GENIOS" y me pareció un blog MUY interesante.
Tras invitarme amablemente a colaborar, Jorge Serradilla me propuso inicarme aquí explicando un poco qué es esto de la OPTOMETRÍA (más adelante explicaré con más calma qué es concretamente la Optometría Comportamental).

Con mi participación en general espero aclarar alguna duda y descubriros cosas desconocidas; así como vuestros comentarios y aportaciones que enriquezcan cada entrada.


Para entender qué es la Optometría creo que os ayudará la entrada que escribí al principio de mi andadura en este mundillo de los blogs, que muestra la diferencia principal entre los optometristas y los médicos (oftalmólogos):



¿Quién evalúa la visión? Diferencias entre Optometrista y Oftalmólogo
Los profesionales encargados de evaluar todo lo relacionado con la visión son los Oftalmólogos y los Ópticos-Optometristas.

De siempre, entre oftalmólogos y optometristas, en muchas partes del mundo, ha habido “diferencia de opiniones”, como me supongo que hay entre arquitectos y aparejadores o arquitectos técnicos, con la diferencia de que Optometría no es la carrera técnica de Oftalmología, ni el trabajo de los optometristas depende del de los oftalmólogos. Son carreras independientes, con finalidades y campos de evaluación diferentes.

Para muchos oftalmólogos, los optometristas sólo somos los que vendemos las gafas a sus pacientes después de que ellos los gradúan, o los que graduamos cuando los médicos tienen lista de espera muy larga (como en la Seguridad Social en España). Muchos de ellos seguramente siempre nos han considerado “su hermana pequeña” en inferioridad de conocimientos. Y nosotros siempre les hemos considerado los “malos”, porque muchos no respetan nuestro trabajo.

Sencillamente, cada uno tenemos modelos de visión diferentes, con conocimientos diferentes. Cada uno abarcamos áreas de la visión distintas, por tanto, todos deberíamos respetarnos unos a otros y no meternos donde no sabemos.

En pocas palabras, los oftalmólogos evalúan la sanidad de la visión y nosotros, los optometristas evaluamos la funcionalidad de la visión.

Me explico:

Oftalmólogos

El oftalmólogo, como médico, está especializado en comprobar si los ojos y la vía visual están sanos. Y en el caso de cualquier enfermedad, recetar el fármaco que sea necesario o practicar una cirugía para conseguir la mejor cura.

Cierto es que ellos también prescriben gafas graduadas. Pero aunque no quiero generalizar, muchos de ellos están el mismo tiempo graduando, que el tiempo que están muchos de mis colegas en las ópticas. Es decir, su única meta es comprobar con qué gafas ve el paciente mejor, sin preocuparse de nada más; como por ejemplo, de si esas gafas le serán cómodas en el día a día, si le producirán otras molestias diferentes, si están cubriendo realmente la molestia inicial del paciente,…
Cierto es también, que hay algunos oftalmólogos que tienen un modelo de visión más amplio, respetan que hay otras formas de analizar la visión más completas y que unas simples gafas no siempre son la cura ante un problema de mala visión o visión incómoda.

Optometristas

El optometrista recibe pequeñas nociones en la Universidad acerca de las posibles patologías que puede sufrir el sistema visual. Pero estamos a años luz de los conocimientos que tiene un oftalmólogo al respecto.
Algunos optometristas, cuando terminan la Universidad, asisten a cursos de especialización donde aprenden más sobre estas patologías, pero mi opinión es que por mucho que puedan aprender en un año de especialización o en pequeños cursos, los oftalmólogos estudian medicina ocular durante 4 años especializándose en ellas. Sus conocimientos patológicos ampliamente nos sobrepasan. Este es su campo y no el nuestro.

Por tanto, un optometrista no es médico y por ello, en España:
  • No puede diagnosticar una patología; aunque podamos verla y sepamos que un paciente tiene una catarata, por ejemplo, no podemos decírselo; sencillamente tenemos que remitir a un oftalmólogo, con mayor o menor urgencia según lo que veamos. Muchas veces el óptico o el optometrista puede ser el primero en detectar un problema así, y es nuestro deber saber detectarlo y remitir a un profesional cualificado.
  • No puede recetar ninguna medicina: Ningún colirio ni nada que contenga un fármaco. Podemos aconsejar lágrima artificial o complejos vitamínicos o productos homeopáticos.
  • No puede instilar en su consulta ningún fármaco, y con ello me refiero a dilatadores de pupila. Eso es competencia de los médicos. A veces si un niño no colabora y no conseguimos que lea un test que le presentamos mientras le hacemos una prueba objetiva - que nos permite sacar la graduación exacta que tiene-, y necesitamos ese dato, instilar dilatadores de pupila puede ser la única forma, en esos casos, de conseguirlo (ya explicaré cómo funciona esto más adelante). Entonces, el paciente deberá ser remitido a un oftalmólogo para que obtenga ese resultado. En algunos estados de EEUU, los optometristas, aún sin ser médicos, pueden usar en consulta los dilatadores.
Bueno, he contado para lo que el optometrista no está preparado o lo que debe o no debe hacer en esas situaciones. Pero ahora voy a contar cuáles son nuestras funciones.

El campo de acción de un Optometrista es diferente y muy amplio. Un optometrista puede encontrarse con una “máquina” que físicamente está bien, pero no funciona bien.

Un optometrista es capaz de graduar de forma objetiva y subjetiva a un paciente. Es el profesional que más capacitado está. Mientras que en España, el oftalmólogo estudia 4 años (además de los otros 4 anteriores de medicina general) acerca de patologías oculares y anomalías refractivas y de sus tratamientos médicos (fármacos y cirugías), la parte optométrica la tocan levemente durante esos 4 años y prácticamente se limitan a aprender a graduar, de la forma más sencilla. Pero el optometrista estudia, en los 3 años de carrera, el mejor modo de evaluar y tratar un problema de mal funcionamiento visual con diferentes opciones.
Una muestra de que los Optometristas salimos más preparados en este campo que los Oftalmólogos, es la “Carta al Editor” en la revista de la Sociedad Española de Oftalmología, que el oftalmólogo Dr. Colomé Campos publicó en 2005:
“La optometría: un reto para el oftalmólogo del siglo XXI” . En esta carta hace referencia a un estudio que diseñó él mismo, con el que pretendía evaluar y comparar los conocimientos de refracción de oftalmólogos MIR con estudiantes de Óptica y Optometría de tercer año. Para ello se tenían que presentar a un cuestionario de 40 preguntas tipo test, que abarcaban temas de Optometría, Visión Binocular y Contactología. Resultado: Ningún oftalmólogo se presentó a la prueba. “Únicamente un residente tuvo la delicadeza, desde aquí mi agradecimiento, de excusarse porque su jefe de servicio prohibía la colaboración por encontrar el cuestionario excesivamente difícil.” (Dr. Colomé Campos).


Todos los ópticos-optometristas salimos con los mismos conocimientos impartidos. Pero luego, algunos, como aquellos ópticos de algunas ópticas, cuya única finalidad es vender cuantas más gafas mejor, realizan una graduación visual similar a la que pueda realizar un oftalmólogo, y el tratamiento que pueden ofrecer se limitará a unas gafas o unas lentillas “para ver mejor" (al final de esta entrada hay un enalce a otra entrada donde explico los diferentes modelos de trabajo que hay dentro de mi profesión). Otros sin embargo que nos hemos ido especializando más y actualizando los conocimientos con los años, sabemos de forma más amplia cómo funciona la visión y qué puede alterar su funcionamiento; por ello, podemos averiguar a partir de las quejas del paciente, cómo un problema visual puede estar alterando la vida de una persona, qué partes de la visión evaluar para encontrar el problema y hallar el mejor tratamiento al respecto. Muchas, muchas, muchas veces las gafas no son la solución, o no la solución que muchos conocen. Y el optometrista sabe cómo emplear las gafas, las lentes de contacto o los prismas del mejor modo posible para eliminar todas las molestias del paciente y darle otras opciones que le pueden ayudar. No sólo a su falta de visión.

En diferentes entradas de mi blog "Explorando el Mundo de la Visión" explico en detalle los problemas visuales (refractivos o funcionales) que puede tener una persona (adulto o niño) y los tratamientos o soluciones que puede ofrecer un optometrista y cuál es mejor en cada situación. Una de esas posibles soluciones es la Terapia Visual. Este tratamiento es necesario cuando las molestias no se solucionan con unas simples gafas. Estas molestias puede ser producidas por 2 razones:
  • Porque en el sistema visual de ese paciente se ha producido un desajuste, por cualquier motivo, en el transcurso de su vida. En algún momento se produjo un cambio (p.e. por estrés laboral, divorcio, o separación de padres,…) y empezó a utilizar su sistema visual de manera diferente, de una forma incorrecta; modificó la base creando una errónea, a partir de la cual ha ido desarrollando sus habilidades visuales. Pero como no es la forma correcta, surgen los síntomas y las molestias pasado un tiempo;
  • O porque las bases del desarrollo (visual y motor) no se crearon bien desde que era un bebé.

Bueno, quizás esto quede un poco abstracto, pero en otra entrada ya os contaré en qué consiste la Terapia Visual, no quiero abrumaros con demasiada información, así seguro que lo entendéis mejor. Lo que ahora quiero que entendáis es que en la visión hay más problemas además de ver o no ver el 100% y que de esos problemas nos encargamos los optometristas. Que los “ojos” no funcionen bien te hace que no rindas bien. No sólo tenemos que ver bien, sino que tenemos que procesar bien lo que vemos, y nuestro sistema visual tiene que ser capaz de responder y rendir de la manera más óptima en todas las situaciones en las que nos encontremos. Un optometrista especializado en Terapia Visual puede reeducar el sistema visual para que vuelva a tener unas buenas bases visuales o para instaurarlas desde el principio en el caso de no haberlas tenido antes (estrabismos, ojos vagos, reflejos no inhibidos, mal desarrollo infantil general…). Puede enseñar al paciente a usar su visión de la forma más óptima para conseguir la mayor calidad y rendimiento en sus tareas visuales cotidianas.

Por tanto, el optometrista posee diferentes opciones de tratamientos alternativos antes de recurrir a la cirugía, y muchos de los problemas visuales no se solucionan ni con fármacos, ni con cirugía, ni con unas símples gafas para ver más claro.


Espero que con toda esta explicación haya quedado un poco más clara la función que tiene cada profesional de la visión. Cada uno tenemos nuestro trabajo, por tanto, no debemos diagnosticar o tratar lo que no sabemos, ni menospreciar ni infravalorar el trabajo cualificado de otros profesionales, si no conocemos el campo que criticamos. Así como los oftalmólogos controlan de patologías y nosotros, los optometristas sólo las “conocemos”, nosotros controlamos del funcionamiento visual y ellos sólo lo “conocen”.

Lo que debemos hacer cada uno es trabajar como mejor sepamos y si ambos colaboramos juntos, el mayor beneficiado será el paciente.

ENTRADA RELACIONADA
¿Dónde ir si notamos alguna alteración en la visión?


Hola a todos/as paso un enlace donde podeis encontrar cuatro libros en lengua de signos , muy interesantes tanto para niños/as sordos como oyentes y para el desarrollo del lenguaje de niños /as que utilizan la lengua de signos como sistema aumentativo.

http://www.carambucoediciones.com/


Espero os sea de utilidad

lunes, 23 de agosto de 2010

PRODUCTOS ECOLÓGICOS Y TRASTORNOS DEL DESARROLLO

Actualmente no hay duda sobre la influencia directa que ejerce la alimentación en el desarrollo neurológico de los niños. Como ya se ha comentado en alguna entrada, aquellos niños que presentan algún trastorno en su desarrollo suelen tener dañada la ruta bioquímica de la metionina. Esta pequeña molécula es crucial para el buen funcionamiento del Sistema Nervioso Central. La metionina es un aminoácido esencial (no podemos elaborlo, debemos consumirlo), que sirve de suministro de dos importantes componentes: los grupos metilos y los grupos tioles. Los grupos metilos, entre otras funciones, regulan la expresión de otras moléculas, tales como los neurotransmisores, proteínas, ADN y el ARN mensajero. Por otro lado, los grupos metilos funcionan como bloques de construcción, por ejemplo para formar creatina (molécula clave en la trasnferencia de energía). El segundo grupo son los tioles o sulfuros, siendo su principal función deshacernos apropiadamente de las toxinas. La metionina no utilizada es reciclada mediante la homocisteína, mediante un nuevo grupo metilo.

Al presentar problemas en la expulsión de toxinas (falta de gurpos tioles), estos niños tienden a ir acumulando tóxicos con consecuencias sobre el sistema nervioso central. Algunos de estos tóxicos (con resultados evidentes en pruebas analíticas) son: mercurio (pescado, amalgamas, vacunas, etc.), organofosforados (pesticidas, fungicidas, etc., productos convencionales tratados con químicos, tales como frutas, verduras, carnes, etc.), aluminio (vacunas, contaminación ambiental, tetra brik, etc.), arsénico (agua embotellada, etc.), y muchos otros.

En general, esta acumulación de tóxicos, junto a otros factores (disbiosis intestinal, intolerancias alimenticias, falta de ácido estomacal, déficit de vitaminas, ácido fólico bajo, creatinina baja, taurina baja, etc.) provocan daños en el cerebro del niño, con cambios funcionales y metabólicos sobre el Sistema Nervioso Central, dándose síntomas tales como déficit de atención, irritabilidad, hiperactividad, risa borracha, hipersensibilidad, etc.

No cabe duda que los tóxicos químicos presentes en los productos alimenticios producen efectos neurotóxicos con repercusiones muy negativas en el estado fisiológico del niño, alterando su conducta y su sistema inmunológico.

Si trabajamos con ellos mediante terapias y métodos que mejoran su SNC, ¿por qué no mejoramos su estado fisiológico para maximizar la efectividad de estas terapias?

Mejorar su estado interno repercutirá en su conducta y en una mayor eficacia de las terapias que realizamos, y ello pasa en primer lugar por eliminar de su dieta todo tipo de químicos (en la medida de lo posible) que continen los productos convencionales, desde la leche vegetal (arroz, almendra, chufa, avellana, etc.), los cereales (arroz, maiz, etc.), hasta los tomates, pimientos, frutas, zumos, carnes y pescado. Es esencial que consuman productos ecológicos (orgánicos/biológicos), los cuales garantizan su elaboración- procesado, sin elementos químicos (nitratos, fosfatos, etc.). Un ejemplo de ello son los altos contenidos en flavonoides (metabolitos vegetales con importantes propiedades, como antioxidantes, anticancerígena, desarrollo cerebral, etc.) de los tomates ecológicos frente al convencional (entre el 79 y el 97% más).

Por lo tanto, podemos mejorar (y prevenir!) enormemente el buen estado fisiológico comenzando por una dieta biológica (100%), además de tratar la disbiosis, mejorar el sistema inmunológico, aporte de vitaminas, etc.

Algunas web de referencia:

En Algeciras tenemos dos tiendas especializadas en productos de temporada:
Los productos ecológicos suelen ser más caros que los convencionales, por eso hay que intentar comprar directamente al productor y al "por mayor" (comprar productos de temporada y conservar, al baño maría o congelados, como pistos, tomates, crema calabaza, etc.; productos menos perecederos como calabazas, melones, etc.).

Para aquellos que tengáis interés, comentar que hemos contactado con una cooperativa de producción y comercialización de productos ecológicos (ya hemos comprado y a muy buen precio, http://pueblosblancosecologicos.com/index.html). Al comprar a “granel” y por cantidad, nos garantiza un precio semejante al convencional. Cuánto más seamos y más cantidad compremos más baratos son los precios. Semanalmente recibimos la lista de precios. Aquell@s interesados confirmar: jorge.serradilla@juntadeandalucia.es

Interesantes videos sobre la alimentación y las repercusiones cerebrales: http://video.google.com/videoplay?docid=660369308462355850#

Interesante video sobre el cerebro del bebe: http://www.tu.tv/videos/redes-447-el-cerebro-del-bebe

viernes, 20 de agosto de 2010

ESCALADA Y PIRAGUA EN TARIFA

DOMINGO 29 DE AGOSTO DE 2010

Actividad en familia para todo aquel que esté interesado!

Cuándo: domingo 29 de agosto
Hora: 10,00 horas (ya desayunados)
Dónde: Casa de Porros (N-340 Km 75 aprox., entre Hotel Tres Mares y Cruce Punta Paloma)
Actividad (mañana): Tras reagruparnos nos dirigimos a Betis (a unos 6 Km), una de las escuelas de escalada más importante de Andalucía. Tras dejar el coche realizamos un sendero de unos 500 metros para situarnos en el sector "mosaico" de San Bartolo. Se equiparan varias vías en función de las edades de los niños (3-9 años y mayores de 9 años) y no tan niños. Disponemos de material especial para escalada deportiva y alpina (arneses infantil y adulto, cuerdas, mosquetones, cintas, etc.). Nos acompañará y asesorará en todo momento David Fernández, escalador de reconocido prestigio en la Comarca. Sólo es necesario llevar ropa cómoda y calzado apropiado.
Comida: a base de bocatas en la misma zona de escalada (que cada uno se lleve lo necesario).
Actividad (tarde): tras comer y desmontar las vías, disfrutaremos la tarde en la Playa de Valdevaqueros. Disponemos de dos piraguas.

Si alguien dispone de arnés, pies de gato o piragua, sería conveniente que se lleve el material.

Confirmar antes del viernes 27 por email: jorge.serradilla@juntadeandalucia.es

Las fotos: https://picasaweb.google.com/menudosgenios2009/ESCALADAYPIRAGUAENTARIFA

martes, 17 de agosto de 2010

III ENCUENTRO DE PADRES Y/O PROFESIONALES ESTIMULACIÓN Y DESARROLLO INFANTIL

23 y 24 de octubre de 2010

Dada la gran demanda e interés mostrado en los anteriores Encuentros, ya se está trabajando para organizar el III Encuentro de Padres y Profesionales interesados en la estimulación infantil, en las distintas terapias, tratamientos y métodos que se vienen realizando por parte de padres en todo el territorio nacional.

Con el fin de compatibilizar el correcto desarrollo de las ponencias con el ocio y esparcimiento de los más pequeños (y no tan pequeños), se plantea la posibilidad de pasar un fin de semana en el Complejo Ambiental de La Alcaidesa (TM San Roque), de modo que el programa podría ser el siguiente:

SÁBADO 23 DE OCTUBRE

- 12,00 horas: llegada y alojamiento.
- 13,00-14,00 horas: sendero interpretativo por la finca.
- 14,00-16,00 horas: comida.
- 16,00-18,00 horas: INTEGRACIÓN SENSORIAL (por Alberto León, terapeuta ocupacional, presidente de la Asociación Española de Integración Sensorial).
- 18,00-20,00 horas: MÉTODO VOJTA (por Gloria, fisioterapeuta especializada).
- 21,00 horas: cena.
- 22,30 horas: activadades para los padres.

Desde las 16,00 hasta las 20,00 horas los niños realizarán distintas actividades (escalada en rocódromo, tiro con arco, castillo hinchable, talleres, etc.). En función del grupo de niños (edades, etc), se planificarán las actividades, resumiéndose las actividades y los horarios en un tablón, de modo que los padres conozcamos dónde y qué actividades realizan los niños.

DOMINGO 24 DE OCTUBRE

- 09,00-10,00 horas: desayuno.
- 10,00-12,00 horas: ESTIMULACIÓN Y SOCIALIZACIÓN (por Carmen Forné, maestra especializada en atención temprana, estimulación e integración social).
- 12,00-14,00 horas: RUEGOS Y PREGUNTAS (puesta en común de las familias y profesionales).
- 14,00-16,00 horas: comida.
- 16,00 horas: despedida.

De 10,00 a 14,00 horas actividades para los niños.

INFORMACIÓN Y PRECIOS:

OPCIÓN 1: alojamiento en cabañas

- ADULTO: 51 euros
- NIÑO (menor de 14 años): 45 euros
- Los niños pequeños que no necesiten cama, comida ni actividades no pagan (1-3 años aprox.).
- El alojamiento se realiza en cabañas (8) totalmente equipadas de 8 camas máximo (unas 2 familias, 4 adultos y 4 niños).

OPCIÓN 2: alojamiento en cortijo

- El precio se incrementa en 12,50 euros más por adulto, de modo que, una familia con 1 ó 2 niños pagaría 25 euros más (12,50 + 12,50 euros de los dos adultos).
- El cortijo dispone de 4 habitaciones:
  • 1 habitación doble + 1 cama supletoria.
  • 1 habitación doble + 1 cama supletoria.
  • 1 habitación con 4 camas individuales.
  • 1 habitación con 2 camas individuales + 1 cama supletoria (adaptada para minusválidos).

El precio incluye el alojamiento, las comidas y las actividades. Las charlas serían en el salón de actos del cortijo.

Para cualquier duda sobre el Complejo Ambiental contactar con Ruth: 649 464 999

Sobre el Complejo Ambiental: http://www.laalcaidesa.es/index.html

Necesario confirmar antes del 30 de septiembre en la columna de la derecha, y mediante email a: jorge.serradilla@juntadeandalucia.es

Saludos.

martes, 3 de agosto de 2010

ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN CELULAR PARA COMBATIR LA HIPERACTIVIDAD Y TRASTORNOS DE APRENDIZAJE


Felipe Hernández Ramos es el presidente de AENTOC (Asociación Española de Nutricionistas y Terapeutas Ortomoleculares Cualificados) y tiene, entre otras, una interesante publicación titulada “Comer Sí da la Felicidad” (editada por Integral).

En ella aborda aspectos de los principales trastornos psicológicos como la depresión, el estrés, la angustia y la ansiedad, anorexia y bulimia... desde el punto de vista de la nutrición. Alertando sobre posibles carencias o excesos de componentes biológicos y nutricionales. Y proponiendo, desde el enfoque de la Medicina Ortomolecular, posibles soluciones a los problemas mencionados.
Dedica un capítulo a la hiperactividad y los trastornos de aprendizaje que nos aporta una valiosa información a tener en cuenta en estos casos.

El rápido aumento de diagnósticos de trastornos como el TDA-H (Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad) eleva la cifra de niños medicados con psicoestimulantes al 20 o incluso al 30 % en países como EE. UU. y Países Bajos respectivamente.

Razón de más por la que deberíamos considerar soluciones menos agresivas (con menos efectos secundarios) y más duraderas (puesto que la medicación sólo tiene efectos durante un tiempo determinado) como puede ser este enfoque nutricional.

“La corrección alimentaria y el aporte de nutrientes esenciales, cuya actividad se conoce con bastante precisión, pueden ser no sólo una buena alternativa a los fármacos, sino el tratamiento base.”

Y a partir de aquí el autor pasa a documentarnos sobre innumerables estudios en los que se basa su afirmación.

Ya en 1973 se estudió la incidencia de los aditivos y los colorantes en las dietas de los niños hiperactivos. Se llegó a la conclusión de que un régimen alimentario libre de estos componentes mejoraba drásticamente el comportamiento de al menos el 50% de los niños con este trastorno. En estudios posteriores se ha podido comprobar que los problemas de aprendizaje llegaron a mejorar en un 65 – 80% si además de eliminar colorantes, conservantes y edulcorantes artificiales, se reducían también los alimentos refinados. En especial el azúcar y el pan junto a los lácteos.

“Las últimas investigaciones sugieren que una dieta que limite el azúcar e incremente al ingesta de proteínas (“proteínas de calidad”) puede reducir sustancialmente las tendencias hipercinéticas (hiperactividad). ...Además de los beneficios de la regulación de la glucosa, la ingesta de proteínas y, por tanto de aminoácidos, ayuda en la producción de neurotransmisores como la serotonina o la dopamina, fundamentales para el correcto equilibrio de las emociones, los impulsos y los comportamientos.”

Desgraciadamente, no es sólo la alimentación lo que debe alertarnos de posibles efectos no deseados en el sistema nervioso de nuestros hijos. La contaminación ambiental es una realidad difícil de controlar y de evitar.

Por poner un ejemplo, las cifras hablan de un 10 al 15% de niños estadounidenses con niveles peligrosos de plomo en su organismo. Están muy documentados los estudios que manifiestan un deterioro en el CI (cociente intelectual) debido a la presencia de niveles altos de plomo. También concluyen que estos niveles de plomo en un período prolongado de tiempo podría originar un cuadro de TDA-H.

Ésta sería una posible explicación del aumento de este trastorno en las ciudades y zonas de mucho tráfico.

La terapia quelante o detoxicante por parte de la Medicina Ortomolecular estaría indicada por sus beneficios en intoxicaciones por plomo o cualquier otro material pesado o producto químico.

Algunos niños sufren subcarencias de nutrientes vitales que convendría aportar a la dieta en forma de complementos nutricionales.

Éste es el caso de las vitaminas del grupo B debido a la influencia positiva de las mismas sobre los neurotransmisores inhibitorios como la serotonina. Muchos niños con déficit de atención e hiperactividad tienen niveles de serotonina bajos.

Es importante cuidar el balance entre el cinc y el cobre. El desequilibrio entre los mismos puede originar síntomas relacionados con el TDA-H.

Debe vigilarse también el nivel de hierro y de vitaminas y minerales en general. “... una dieta baja en nutrientes y vitaminas se relaciona con una mala actitud y una falta de atención y … son los niños con una mala dieta los que se pueden beneficiar especialmente de un suplemento vitamínico-mineral.”

Un suplemento muy “de moda” y que realmente merece la pena tomar en consideración es el de los ácidos grasos Omega 3, puesto que son nutrientes imprescindibles para la función cerebral, y en especial durante su desarrollo.

En esta obra, el autor va más allá de tratar el tema de la nutrición exclusivamente. Menciona otros enfoques naturales que están demostrando tener efectos beneficiosos en este trastorno y que nos ofrecen nuevas alternativas para abordarlo.

Concluye este capítulo con unas recomendaciones concretas para la dieta en los casos de hiperactividad y el déficit de atención. Recordándonos que dichas recomendaciones deben ser individualizadas y adaptadas a cada caso, para lo cual es necesaria la supervisión de un profesional de la salud cualificado.

Rosina Uriarte